Versión española

El artículo sobre solargrafía [español] en La Revista del Instituto de Astrofísica de Canarias (página 48) de Maciej.
La película titulada Solargraphy [english|español] de Maciej Zapiór y Gaizka Taro explicar los fundamentos de la solargrafía.

Más información en otros idiomas.

Solarigrafía

En el año 2000, Sławomir Decyk, Paweł KulaDiego López Calvín comienzan un proyecto global y sincronizado en el tiempo llamado “Proyecto Solaris” que une arte y ciencia y se basa en la participación activa a través de Internet de personas interesadas en el movimiento aparente del sol registrado con el uso de cámaras estenopeicas y largas exposiciones de tiempo. Inventan la palabra SOLARIGRAFÍA para denominar a estas imágenes que ponen de manifiesto las diferentes percepciones del Sol que tiene un observador según la latitud que ocupa sobre la superficie terrestre.

Las solarigrafías son imágenes que nos muestran algo que no podemos ver a simple vista, retratan las trayectorias aparentes del sol sobre la bóveda celeste debido al giro de la tierra sobre su eje. Se realizan con cámaras estenopeicas y largas exposiciones de tiempo entre un día y seis meses, a veces más. Las cámaras se cargan con materiales fotosensibles (fundamentalmente papel fotográfico en b/n) de manera que la luz incidente produce un ennegrecimiento directo sobre la superficie del papel. Esta es la forma en la que los pioneros de la imagen del siglo XIX comienzan a investigar en lo que se convertiría en el medio de expresión que hoy conocemos con el nombre de FOTOGRAFÍA. Gracias a la aparición del escáner a finales del siglo XX podemos saltar los procesos convencionales de revelado y fijado de imagen para tender un puente entre las técnicas primitivas y la imagen digital del siglo XXI. A finales de los años 90, en el departamento de Fotografía de la Facultad de Bellas Artes de Poznan los entonces estudiantes Paweł Kula, Przemek Jesionek, Marek Noniewicz y Konrad Smoleński fueron los primeros en hacer pruebas de largas exposiciones en cámaras estenopeicas aplicando la técnica del escaneo de imágenes directas sobre papeles fotosensibles.

Las trayectorias del sol aparecen directamente sobre la superficie del papel formando un negativo que posteriormente es escaneado y procesado con un software de tratamiento de imágenes para su posterior publicación. Estas imágenes también nos aportan información acerca de los periodos donde el sol no aparece reflejado, debido su ocultación por las nubes, proporcionando información acerca del clima. En ellas no aparece ningun ser vivo a parte de los árboles, nada de lo que se mueve como personas, animales o vehículos de cualquier tipo dejan su forma impresa en este particular tipo de imágenes.

Cada día el sol dibuja una linea sobre la superficie del papel y esto abre la posibilidad de realizar un analema.

texto: Diego López Calvín / Sławomir Decyk

Nuestras Analemas

Analema en solarigrafía

La Solarigrafía requiere fundamentalmente paciencia. Cuando intentamos hacer un analema con este método necesitaremos de este don pero también debemos tener en cuenta algunas particularidades: la dirección del campo de visión de la cámara, el periodo y el tiempo de exposición, la forma de resolver el problema de la sincronización exacta y mantener conectada a la red la fuente de alimentación del sistema. Si todo esto funciona con éxito los 365 del año conseguiremos una de estas raras imágenes. El Analema capturado por el método de la Solarigrafía es único: se registra en un solo cuadro sin tener que realizar imágenes superpuestas o ningún retoque digital añadido cambiando fondos. Ocurre en el mismo fotograma por acumulación de los 365 días del año.

El Analema es un registro del movimiento de las esferas celestes que es inaccesible a los sentidos humanos. La capacidad de capturar un Analema sólo está disponible para las personas persistentes, constantes y pacientes, que tienen ciertos conocimientos astronómicos. Esta imagen surge cuando durante todo el año, todos los días y exactamente al mismo tiempo, uno registra la posición del Sol en el cielo. Es como ir al gimnasio todos los días: cada día los músculos a base de repetir los mismos movimientos miles de veces, crean el efecto. Un efecto visible. Tras el resultado, podemos imaginar la cantidad de trabajo. La huella de las personas que pisan el mismo camino en la hierba. Los rebajes producidos en el tiempo por un cuchillo en una tabla de cortar. Como limpiar los escalones de piedra de las iglesias antiguas causadas por los pasos de diferentes personas durante siglos sobre el mismo lugar. Todo esto nos remite a la captura de un Analema.

El Analema tiene valores estéticos y científicos. Visualmente es representado por un gran número ocho en el cielo. La forma de esta figura está determinada por la mecánica celeste. Por las leyes de la física, que son válidas para todos los objetos en el universo. Todos los átomos, las moléculas, los seres vivos, los planetas, las estrellas y las galaxias se rigen por ellas. Para comprender los mecanismos que gobiernan la forma del Analema se necesita un esfuerzo mental, que se abre más allá y a zonas más profundas que la estética, están almacenadas en la estructura del Universo [1]. Es como si las bolas de cristal esparcidas al azar formaran un patrón. Patrón que es estable y reproducible, pero visible sólo en ciertos momentos y en ciertos lugares sólo para alguien que sabe mirar. Los átomos que se difunden al azar se organizan a sí mismos bajo las leyes de la física en una estructura cada vez más jerárquica. cualquiera de ellas, los átomos individuales, las estrellas, los planetas y las personas, que son el objeto de las leyes eternas del movimiento. La Tierra, como uno de los planetas del nuestro Sistema Solar tiene una órbita determinada, también un tiempo particular de rotación e inclinación sobre su eje. Estas variables afectan a la forma del Analema. Forma que está presente y sin cambios en el cielo durante siglos. Puede ser representado en forma de largas fórmulas y gráficos muy complejos solamente legibles por los expertos. Un Analema usando la fotografía fue registrado por primera vez en 1979 por Dennis di Cicco [2] y por unos pocos más tarde. Al parecer, más personas han puesto un pie en la superficie lunar que las que han fotografiado con éxito el Analema [3]. Más información acerca del Analema se puede encontrar en Wikipedia.

La teoría de la formación del Analema ya se ha presentado en muchos sitios web, así que creemos que no hay necesidad de repetirla aquí. Una descripción clara se puede encontrar en: www.analemma.com.

texto: Maciej Zapiór, traducción: Diego López Calvín
[1] - Charles H. Holbrow Build Your Own Analemma.
[2] - Dennis di Cicco, Exposing the Analemma, Sky and Telescope, 57 (June 1979) 536-540.



Nuestros sistemas de analema
Los sistemas de Wrocław 
El sistema de Madrid


Los primeros intentos de exposición de Analema:
Darmowe strony internetowe dla każdego